El misil de la venezolana

Zaraive Garcés Rusa inició el proceso de divorcio con Bacchiani y asegura que éste colocó los bienes más onerosos del matrimonio en manos de “testaferros”. Le reclama dos casas, el local de la estética y dos millones de dólares.

Zaraive Garcés Rusa, ex pareja de Edgar Adhemar Bacchiani, introdujo en el expediente por la criptoestafa piramidal perpetrada en “Adhemar Capital” que lleva el Juzgado Federal de Catamarca un elemento letal: el proceso de divorcio que inició contra el “Trader God”, en el que revela que “los bienes registrables de mayor envergadura” del matrimonio fueron “tercerizados” por él “a través de testaferros” y que existen otros de los que solo hay “boletos de compra venta que se encuentran registrados” en una escribanía que hasta la fecha del inicio del trámite se había negado a proporcionarle la lista.

Garcés Rusa, quien tiene un hijo con Bacchiani y declaró en la causa en calidad de “arrepentida”, solicitó el 1 de junio pasado la “declaración de divorcio vincular unilateral” y pidió para llegar a un acuerdo con su ex la casa en la que reside con su hijo, la estética en la que trabaja, otra casa en El Rodeo que está a nombre de un tercero y “dos millones de dólares en todo concepto, englobando daño moral y compensación económica”.

El expediente del divorcio llegó a manos del juez federal adjunto a una nota en laque Garcés Rusa, socia en un 10% de Adhemar Capital, se opone a la prisión domiciliaria solicitada por Bacchiani

El expediente del divorcio llegó a manos del juez adjunto a una nota en la que Garcés Rusa, socia en un 10% de Adhemar Capital, se opone a la prisión domiciliaria solicitada por Bacchiani. Entre otras razones, el financista alegó en esta oportunidad problemas de salud del hijo que tiene con ella, de apenas un año, que demandarían su contención como padre.

Ella, sin embargo, asegura que Bacchiani se desentendió de la suerte del niño.

“Desde que nació nuestro hijo, el señor Bacchiani no se ha ocupado de su salud ni de sus necesidades básicas. En todos los viajes que he realizado a la provincia de Buenos Aires por la salud del niño, el progenitor solo una vez nos ha acompañado, tal es el punto que en una ocasión, estando en Buenos Aires el progenitor, quien viajó en vuelo privado, no tuvo la deferencia de colaborarme en nada”, aseveró en el escrito de oposición a la domiciliaria.

“El día del cumpleaños del niño –contó- nos apersonamos en el servicio penitenciario a los fines de que Edgar Bacchiani estuviera con su hijo por un momento, llevándole un pastel para que soplara la velita con su padre, ya que era su primer cumpleaños, y éste se negó diciendo que a la única persona que recibiría es a su actual pareja ¿Acto más patético de no querer compartir con su hijo en su cumpleaños y ahora solicita permiso para salir a cuidarlo cuando nunca se ocupó de él?”.

“No pregunta por el menor, no lo quiere ver, no pasa alimentos, no tiene obra social, no vela por su seguridad, no le importa su hijo sabiendo que en varias oportunidades el niño estuvo muy enfermo, no hizo por acercarse o mandar medicamentos, o bien activar la obra social, ya que la dejó de pagar desde que nos separamos, dejándonos desprovistos de seguridad médica”, dijo.

Dió cuenta además de una orden de judicial para que la actual pareja de Bacchiani, Sofía Piña, no se le acerque, en el marco de una denuncia que le hizo por violencia.

En ese sentido, se pregunta en qué lugar cuidaría Bacchiani al niño en caso de que le concedieran el beneficio de la domiciliaria.

“Lo expondría a que los ahorristas sigan hostigándonos como lo hacían, generando que el niño tuviera crisis de nervios por los movimientos violentos y manifestaciones que se hacían en mi domicilio en contra del fraude provocado por este sujeto”, conjeturó.

Y aconsejó que “su defensa técnica busque otro pretexto para pedir la prisión domiciliaria y no se base en un ser inocente que tanto él como su defendido saben que no le interesa en lo más mínimo”.

Ver también en El Estaño

https://elestanio.com.ar/cherchez-la-femme/

Notas Recientes

Detrás de los imbéciles, operan los punguistas

Milei agotó el compendio de la estupidez política al enemistarse con todos los actores proclives a facilitarle la gobernabilidad.  Esparo: Maniobra del ayudante del punguista...

La enajenación del cruzado

Javier Milei parece actuar orientado solo por las redes sociales. Conviene plantearse si no confunde el mundo virtual con la realidad. La megalomanía de Javier...

El incendio del Reichstag

El incendio de la sede del parlamento alemán en 1933 fue un punto de inflexión en el ascenso de Adolf Hitler y abrió paso...

Elon y Javier: romance bajo el litio

Para el Presidente, el régimen minero argentino no garantiza los derechos de propiedad Javier Milei dijo que el magnate Elon Musk, el gobierno de los...

Por si o por no

Desbordada por el electorado, la grieta kirchnerismo/antikirchnerismo está perimida. Milei y Mauricio Macri se aferran a ella y la estimulan para desacreditar a Sergio...

Notas Relacionas