El “Trader God” mezquina los naipes

Tras estar internado en La Rioja, Bacchiani mostró las imágenes de tres cuentas con cerca de 60 millones de dólares virtuales. Pero se negó a permitir que se verificara si él es el titular y qué movimientos registraron. Alcanzó para reactivar la presión en las calles de los inversores defraudados para que le den la domiciliaria.

La exposición de las imágenes de tres cuentas virtuales con alrededor de 60 millones de dólares en USDT reactivó las expectativas de los inversores defraudados por Edgar Adhemar Bacchiani de recuperar su dinero y la presión sobre el Juzgado Federal, vía manifestaciones, para que se lo beneficie con la prisión domiciliaria y, según promete, comience a pagar. Sin embargo, el “Trader God” se negó a permitir que los peritos de Gendarmería Nacional verificaran si es en efecto el titular de las cuentas y a mostrar sus movimientos, de modo que no hay certeza de si puede disponer del dinero.

Conocer los movimientos de la cuenta es esencial para determinar el origen de los fondos, puesto que se le concedió la posibilidad de demostrar que tiene recursos específicamente en el marco de la investigación por “lavado de activos”.

“Se impone la necesidad de investigar sin más dilaciones cual sería la ruta del dinero recibido por los imputados, indagando sobre su destino a los efectos de analizar las fases de delito de mención, las cuales son: la introducción, la transformación y la integración de los bienes a la economía legal”, consignó el juez Federal Miguel Contreras al acceder al pedido de Bacchiani, que ya había fracasado en dos intentos anteriores de mostrar el dinero después de lograr que le otorgaran la domiciliaria.

Lo que mostró Bacchiani fueron solo fotos, útiles por el momento para estimular las esperanzas de los estafados y lanzarlos a la calle a clamar por su domiciliaria

Para mayores sospechas, la exhibición se realizó en el destacamento de la Policía Federal catamarqueña luego de un sorpresivo traslado del reo a La Rioja, donde se abstuvo de declarar en otra indagatoria que se demoró porque sufrió una descompensación y fue internado, en una situación similar a la que lo mantuvo 48 horas en el Sanatorio Junín de Catamarca en abril, antes de ser detenido.

La hospitalización riojana generó todo tipo de conjeturas, porque lo trasladaron desde el penal de Miraflores junto a Cristian Rojo, propietario de otra financiera bajo sospecha, con inusual discreción.

Ya en la Federal de Catamarca, donde habían concurrido para presenciar el acto funcionarios judiciales y abogados de la defensa y la querella, Bacchiani entró en la plataforma Binance y se puso el celular contra el pecho para evitar que alguien pudiera ver o deducir las claves de acceso y los usuarios que tecleaba en ese momento o posteriormente, por medio de la filmación. Contó para este propósito con la colaboración de su abogado, Lucas Retamozo, que hizo de cortina.

Después mostró las imágenes con los montos, en cuentas innominadas, y cuando los peritos le solicitaron que continuara para determinar si las cuentas están a su nombre, se negó con el argumento de que para lo único que se lo había trasladado era para exhibir el dinero virtual. Aseguró que la titularidad de las cuentas se ratificaría una vez que comience a pagar, cuando el sistema le solicite más datos para darle acceso al dinero.

De tal manera, avanzar en detalles de la información quedó supeditado a que se le otorgue la domiciliaria.

Luego de esta constatación parcial, Retamozo insistió al respecto.

“La verificación de fondos se cumplió. Siempre la voluntad de pago estuvo por parte de Bacchiani”, dijo, y reiteró el orden de prioridades propuesto en principio: quienes hayan depositado hasta 2,5 millones de pesos de capital después del 15 de noviembre y personas con problemas de salud.

El fiscal Santos Reynoso de opuso nuevamente al planteo y solicitó que el dinero virtual sea transferido a una cuenta del Juzgado Federal “a los fines de garantizar y preservar los fondos, en resguardo de los intereses de los inversionistas y/o acreedores”.

Consideró que los peritos de Gendarmería deben hacer “un informe detallado” de las cuentas exhibidas para establecer sus titulares, todos los movimientos realizados y el origen de los fondos. De no tener éxito, requirió al juez que “oficie de manera urgente a la plataforma Binance a los fines que brinden toda la información al respecto”.

Para Reynoso, no es necesario que Bacchiani cumpla prisión en su casa para pagar lo que debe, porque “podría encomendar dicha actividad a una persona de su confianza y/o mandatario, o en su defecto realizar una transferencia a una nueva cuenta que quede a disposición de la justicia”.

Pero la confianza no parece ser algo que abunde en el entorno del “trader”, mucho menos con los volúmenes de dinero involucrados en el circuito.

Al margen de la ansiedad de los inversores, que recrudecieron las manifestaciones con epicentro frente a la casa de Reynoso, la negativa de Bacchiani a que se verifique el movimiento de las cuentas abre interrogantes acerca de lo que podría haber ocurrido en sus inciertos dominios virtuales desde que fue inhibido de disponer de su patrimonio en abril, tanto por la Justicia Federal catamarqueña como por la provincial de Córdoba.

Lo que mostró a los peritos fueron fotos, suficientes por el momento para estimular las esperanzas de los estafados y lanzarlos de nuevo a la calle a clamar por su domiciliaria.

El “Trader God” mezquina los naipes. Los pesquisas navegan a ciegas.

 

Ver también en El Estaño

https://elestanio.com.ar/criptoguerra-metastasis-y-bicicleta/

https://elestanio.com.ar/asilo-tumbero-para-bacchiani/

https://elestanio.com.ar/el-misil-de-la-venezolana/

 

 






Regístrate para recibir las novedades de El Estaño en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Notas Recientes

Larretistas y antilarretistas en la interna radical

Las relaciones del diputado Francisco Monti con macristas y lilitos articulan la contienda por la conducción del radicalismo catamarqueño La armónica relación que el diputado...

La trifecta de la contraestafa

El expediente Bacchiani acumula indicios de la connivencia entre Lucas Retamozo, Alfredo Aydar y Sofía Piña Numerosos indicios incorporados al expediente en los últimos dos...

Las gambetas de “Short”

Alfredo Aydar no respondió a las denuncias de Aldana Donato, exejecutiva de Adhemar Capital que lo involucró en las criptoestafas Alfredo “Short” Aydar insistió en...

“Long” adentro

El testimonio de la exejecutiva de Adhemar Capital Aldana Donato es el eslabón final de una larga cadena de indicios que incriminan a Lucas...

La estirpe de los héroes

La estupidez al cuadrado de la FIFA y los gendarmes de la etiqueta perfecciona la maradonización de Lionel Messi. Como el buen gusto ha movilizado...

Notas Relacionas