Los funerales de Vicente Saadi

La muerte del caudillo peronista dejó vacante el liderazgo de un vector de poder de fuerte tracción a nivel nacional. Las fotos son gentileza del colega Carlos Gallo.

Vicente Leonides Saadi murió el 10 de julio de 1988, en ejercicio de la Gobernación catamarqueña.

La escena política provincial estaba en tensión por el cisma de la Unión Cívica Radical  precipitado por el proceso de reforma de la Constitución iniciado dos semanas antes.(https://elestanio.com.ar/el-88/)

El gobernador de La Rioja, Carlos Menem, se había impuesto el día anterior sobre su par de Buenos Aires, Antonio Cafiero, en las internas por la candidatura presidencial del Justicialismo.

Carlos Menem, Ramón Saadi y Enrique Nosiglia

La desaparición de Saadi dejó vacante el liderazgo de un vector de poder de fuerte tracción no solo en el peronismo nacional, a cuya recomposición había contribuido de modo determinante tras la derrota de 1983 a manos del radicalismo. Como presidente del bloque de senadores nacionales del Justicialismo, había sido también interlocutor distinguido y aliado valioso del presidente Raúl Alfonsín en la edificación del diseño institucional que habilitó el Juicio a las Juntas Militares, el hecho más emblemático de la restauración democrática argentina, de alcance ecuménico por su singularidad.

Carlos Menem, flamante candidato a Presidente del PJ

De espaldas, Alberto R. Saa, gobernador de San Luis

 

Julio Dentone

De espaldas, Manuel Isauro Molina

 

“Desde la instalación del gobierno constitucional, el doctor Vicente Saadi ilustró su vida republicana con el ejercicio de la oposición política al servicio de la consolidación de la transición democrática”

(Enrique “Coti” Nosiglia, ministro del interior)

Jorge Díaz Martínez, presidente de la Cámara de Diputados de Catamarca

Jorge María Ponferrada, del Partido Demócrata

 

 

 

 

 

Dirigentes políticos de todo el país llegaron a Catamarca para las exequias.

En representación de Alfonsín, que había estado en la ceremonia nacional, estuvo Enrique “Coti” Nosiglia, su ministro del Interior.

Carlos Juárez, gobernador de Santiago del Estero

Una multitud se congregó frente al atrio de la Catedral Basílica para los funerales.

“Sus movimientos estratégicos y tácticos, hechos casi en silencio, tenían la virtud de sorprender a la clase política por lo inesperado de sus arbitrajes y soluciones. La historia de nuestra vida política nos contará algún día cuáles eran los modos de este viejo luchador, que le permitieron sobreponerse a las derrotas propias del quehacer público y mantenerse en la primera línea de la conducción nacional. Desde la instalación del gobierno constitucional, el doctor Vicente Saadi ilustró su vida republicana con el ejercicio de la oposición política al servicio de la consolidación de la transición democrática. Fue un adversario inteligente, temible por momentos, pero siempre dispuesto a la hora de servir nuestro destino republicano y democrático», lo despidió Nosiglia.

 






Regístrate para recibir las novedades de El Estaño en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Notas Recientes

Entebbe a la riojana: el rescate de Bacchiani

Con el financista capturado por la Justicia riojana y bajo tratamiento por angustia en una clínica de salud mental de primer nivel, la investigación...

2-S-1-C: la cifra del ciclo

El peronismo cumplirá el año que viene 12 años en el poder, con una secuencia sucesoria similar a la que se dio en el...

La quiebra Bacchiani impacta en la línea de flotación del dúo “Long-Short”

Alfredo Aydar dijo que el problema de la quiebra es que quienes se incorporen al procedimiento deben verificar los créditos y “justificar la causa”....

Dólares “barrani” fuera del radar

Barrani: Término popularizado por el político y economista liberal Carlos Maslatón. Se atribuye su origen a los turcos sefaradíes, que lo usan como sinónimo...

La venérea “Maxwell Smart”

La familia de Juntos por el Cambio se unió para neutralizar las referencias del indiscreto Facundo Manes a la afición por el espionaje de...

Notas Relacionas