«Trading» tumbero

El informe de los peritos de Gendarmería sobre la última audiencia de verificación de fondos de Bacchiani dejó abierta la posibilidad de que las cuentas que se atribuye hayan sido manipuladas aún estando preso.

Las cuentas virtuales que Edgar Adhemar Bacchiani se adjudica fueron manipuladas a pesar de que está en prisión y con sus bienes inhibidos, señalaron los peritos de Gendarmería en el informe del último procedimiento, que terminó en un papelón.

Para los gendarmes, “resulta particularmente llamativo” que Bacchiani haya tenido las cuentas boqueadas en Binance en mayo y en la primera audiencia de verificación, realizada el 24 de agosto, y que en la última, del lunes 29, ya tuviera “las cuentas desbloqueadas, el doble factor de autenticación dado de alta y todo ya configurado para realizar las operaciones pertinentes, ya que dichos procedimientos conllevan un tiempo determinado, por medidas de seguridad impuestas por Binance”.

“A no ser –advierten- que el señor Bacchiani haya tenido acceso a los mismos antes de los procedimientos realizados en la primera audiencia, o en su defecto las cuentas estén dadas de alta a nombre de un tercero”.

La segunda audiencia de constatación de fondos concedida a Bacchiani dejó así más dudas que la primera, aunque en esta oportunidad el financista aprovechó para enviar una amenaza velada cuando explicó que no puede revelar los movimientos en sus cuentas porque entre sus clientes hay “senadores, diputados, profesionales, jueces, fiscales o profesionales que tienen algún cargo en el Estado” a quienes debe, como a todos, “confidencialidad”.

– ¿Quiere ver cómo hizo el imputado para mostrarle la cuenta la semana pasada? Dígame cuánto quiere que haga aparecer en una cuenta virtual- propuso un abogado.

– 120 millones de dólares- accedió el juez.

El técnico de parte tecleó en su celular y fraguó una imagen con la cifra exacta

Farsa al descubierto

La última verificación fue un nuevo fiasco, muy erosivo para el prestigio del Juzgado Federal, que quedó expuesto como engranaje de las maquinaciones del encartado.

Bacchiani se cerró cuando el juez Federal Miguel Contreras le exigió que transfiriera a la cuenta virtual de su abogado, Lucas Retamozo, 100 mil dólares en lugar de los 5.000 que él pretendía.

La exigencia del magistrado era razonable.

En el informe de la primera audiencia, los gendarmes habían consignado que Bacchiani se había limitado a mostrar capturas de pantalla de las que no podía extrapolarse mayor información sobre la titularidad de la cuenta y sus transacciones. Lo central, sin embargo, era que en una plataforma, Trust Wallet, aparecían 58,7 millones de dólares, y en otra, Binance, 58.700.

¿Tenía 58 millones o 58 mil? Contreras le requirió transferir más de 100 mil.

“La única forma que el tribunal va a acceder es que haga la transferencia de estimativo de 100 mil USDT, eso tiene que aparecer restado de los 58 millones de dólares existentes en su cuenta. Si no tenemos esa exhibición de ese cuadro de cosas, el acto está terminado”, dijo el juez.

Aydar se ofreció para que la transferencia se hiciera a una cuenta suya.

Pero Bacchiani se negó con el argumento de que podían hackearle los dispositivos.

“He tenido información certera que los equipos utilizados en el proceso de verificación anterior han sido vulnerados, teniendo un troyano”, abonó su defensor, Lucas Retamozo.

Otro de los abogados, querellante, propuso saldar la discusión con el concurso del técnico que había llevado a presenciar las operaciones.

– ¿Quiere ver cómo hizo el imputado para mostrarle la cuenta la semana pasada? Dígame cuánto quiere que haga aparecer en una cuenta virtual….

– 120 millones de dólares- accedió el juez.

El técnico de parte tecleó en su celular y fraguó una imagen con la cifra exacta.

 Nueva estrategia

Desenmascarado, el “Trader God” y sus colaboradores en el campo jurídico, los abogados “Long” Retamozo y Alfredo “Short” Aydar, reacomodan la estrategia para tratar de que le otorguen la prisión domiciliaria.

La referencia de Bacchiani a políticos y miembros de la Justicia fue replicada por Aydar en un vivo de Instagram, similar a los que Bacchiani practicaba antes de caer preso, en el que insistió con que la vía adecuada para verificar si tiene fondos es que se le conceda la domiciliaria y empiece a pagar.

“Nuestro diálogo con la defensa de Adhemar Bacchiani es permanente. El doctor Lucas Retamozo siempre demostró absoluta predisposición al momento de negociar futuros acuerdos de pago para los damnificados. Con su cliente en la cárcel, aún teniendo fondos y voluntad de pago, se torna extremadamente difícil celebrar operativamente los acuerdos y hacer efectivo el cumplimiento. Aún así continuamos, considerando que nada es imposible y que con prisión domiciliaria todo sería mucho más rápido”, posteó.

Retamozo en el rol de defensor, Aydar en el de querellante: ambos coinciden en que es indispensable que Bacchiani sea alojado en su casa para que pueda cumplir con sus compromisos, aún cuando, debido a la reticencia del propio financista, ha sido imposible localizar los recursos con los que lo haría.

El botín sigue sin aparecer. La posibilidad de que Bacchiani o algún cómplice haya manipulado las cuentas acentúa la incertidumbre y suma indicios sobre maniobras tendientes a la insolvencia fraudulenta.

 

Ver también en El Estaño

https://elestanio.com.ar/la-farsa-interminable/






Regístrate para recibir las novedades de El Estaño en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Notas Recientes

Entebbe a la riojana: el rescate de Bacchiani

Con el financista capturado por la Justicia riojana y bajo tratamiento por angustia en una clínica de salud mental de primer nivel, la investigación...

2-S-1-C: la cifra del ciclo

El peronismo cumplirá el año que viene 12 años en el poder, con una secuencia sucesoria similar a la que se dio en el...

La quiebra Bacchiani impacta en la línea de flotación del dúo “Long-Short”

Alfredo Aydar dijo que el problema de la quiebra es que quienes se incorporen al procedimiento deben verificar los créditos y “justificar la causa”....

Dólares “barrani” fuera del radar

Barrani: Término popularizado por el político y economista liberal Carlos Maslatón. Se atribuye su origen a los turcos sefaradíes, que lo usan como sinónimo...

La venérea “Maxwell Smart”

La familia de Juntos por el Cambio se unió para neutralizar las referencias del indiscreto Facundo Manes a la afición por el espionaje de...

Notas Relacionas