¡Blinden el botín Bacchiani!

Un acreedor exigió en el fuero provincial la intervención judicial de “Adhemar Capital” y el decomiso de los bienes del “Trader God” y sus cómplices, y lo que pudieran haber transferido a terceros. Críticas al desempeño del fuero federal.

Con el fuero federal cercado por las críticas a la instrucción del expediente que involucra a Edgar Adhemar Bacchiani, un acreedor interpuso en la Justicia provincial una denuncia contra el “trader” y sus presuntos cómplices por estafa reiterada, coacción y asociación ilícita, en la que exigió la inmediata intervención judicial de “Adhemar Capital SRL” y el decomiso de los bienes de los acusados y lo que pudieran haber transferido a terceros.

No es la primera denuncia por las criptoestafas piramidales que se plantea en el fuero provincial, pero el caso quema y los fiscales se inhibieron de inmediato en las anteriores para transferirle el fardo al Juzgado Federal. Sin embargo, este damnificado parece decidido a dar pelea para evitar la maniobra jurisdiccional y cubrir lagunas del procedimiento que hasta ahora permite a los investigados retener el control sobre sus patrimonios.

Su abogado hizo hincapié en la necesidad de sustraer el caso de la esfera federal, porque los fondos estafados a su cliente -76 mil dólares- tienen, según dice, indubitable origen lícito y por lo tanto no es aplicable la figura de lavado de activos.

Pero además, del argumento que despliega se desprenden severas objeciones al trámite que dieron a la investigación los federales, en particular porque no dispusieron medidas cautelares para inmovilizar los bienes de los encartados y sus allegados, a los fines de garantizar la reparación de los perjuicios y evitar que se insolventen de forma fraudulenta.

La prioridad para el letrado es poner a resguardo el botín que el “Trader God” y sus cómplices habrían reunido con la estafa.

La prioridad para el damnificado es poner a resguardo el botín que Bacchiani y sus cómplices habrían reunido con la estafa

La denuncia es contra Bacchiani, su socia en “Adhemar Capital” y esposa, Zaraive Celeste Garces Rusa, y los ejecutivos José Blas y Franco Alexis Sarroca, que fueron detenidos junto a su jefe.

“La culminación de todo este proceso defraudatorio –señala la presentación- se encuentra con la insolvencia fraudulenta de todos los participantes de la asociación ilícita, que durante el transcurso del año 2021 transfirieron sus bienes sin ninguna razón lógica y legal, con el solo fin de poner en resguardo las riquezas cosechadas ilícitamente. La comisión de este posible delito también deberá ser investigado por la fiscalía”, plantea el escrito.

Recuerda las reformas introducidas en el Código Penal para “excluir la posibilidad de que el autor del hecho obtenga un lucro como consecuencia del delito”, y destaca entre ellas la incorporación de “la figura del decomiso sin condena (también llamado “decomiso anticipado”) respecto de los delitos contra el orden económico y financiero”.

También, que el Ministerio Público Fiscal de la Nación, jefatura de los fiscales federales, redactó en 2018 “una guía de medidas cautelares para el recupero de activos”, que en la investigación federal de Catamarca no se habría seguido.

“En una situación que llama poderosamente la atención, al día de la fecha no se dispusieron los allanamientos de los domicilios de los denunciados José Blas y Franco Alexis Sarroca. Y en el caso del señor Edgard Adhemar Bacchiani, no se dispuso el allanamiento del domicilio de su pareja, Sofía Piña, quien se encuentra embarazada y convive con el mismo. En función del tiempo trascurrido y la importancia que reviste allanar los domicilios indicados para la investigación de la presente causa, solicito se dispongan de manera urgente los mismos a los efectos de localizar y secuestrar dinero, títulos, valores, bienes de valor, toda documentación y libros contables, escrituras públicas, contratos, llaves de cajas de seguridad, todo dispositivo electrónico (celulares, tablets, notebooks, netbooks, computadoras, etc.) y todo otro bien o cosas mueble de utilidad para la presente causa. Igual temperamento deberá adoptar para toda caja de seguridad existente en los bancos de plaza u otro banco en el territorio nacional, que se encuentre a nombre de los denunciados y/o cónyuges y/o parejas”, pide el denunciante.

“Surge de manera palmaria que  el crecimiento desmesurado del patrimonio personal de estas personas, en un breve lapso, no posee justificación legal alguna”

El botín

La presentación incluye una suerte de inventario provisorio de lo que Bacchiani y sus laderos habrían obtenido con el fraude. Como para orientar la pesquisa, aparte de las presuntas cuentas en criptomonedas, menciona:

  • “El señor Edgard Adhemar Bacchianien un breve lapso, adquirió dos locales gastronómicos(la cadena Medialunas Calentitas y Papanato); un local bailable (Wika); un local de estética. Se encontraba en plena construcción de un local para instalar la franquicia Tuluka (gimnasio de crossfit), negocios inmobiliarios varios, viajes por el mundo. Mención aparte merece su parque automotor, compuesto de cuatro automotores importados, dos Mercedes Benz, un Chevrolet Camaro, una Ferrari y un camión, entre otros, el que asciende aproximadamente a la suma de 2.000.000 de dólares, los que misteriosamente desaparecieron de Catamarca. Las adquisiciones señaladas son solo las que exhibió en sus redes sociales (particularmente Instagram), existiendo muchas otras que será tarea de la fiscalía investigar y establecer”.
  • “El Señor José Blas,de vivir en un dúplex, adquirió una fastuosa casa donde vive actualmente, cuya existencia todos conocen, a lo que debe añadirse la construcción de otras fastuosas viviendas en el Barrio La Estancita y la localidad de El Rodeo, más la construcción de aproximadamente 8 viviendas en la Capital, a modo de inversión, más la compra de automotores importados (Audi y BMW)”.-
  • “El Señor Franco Alexis Sarroca se construyó una fastuosa vivienda en elBarrio La Estancita y otra en la localidad de el Rodeo, adquirió autos importados e hizo inversiones varias”.

“Surge de manera palmaria que  el crecimiento desmesurado del patrimonio personal de estas personas, en un breve lapso, no posee justificación legal alguna, dado que Blas y Sarroca apenas hace unos años ostentaban  la calidad de empleados bancarios en relación de dependencia y a Bacchianni no se le conoce trabajo anterior. La justificación de tal crecimiento puede tener como fuente el fraude cometido en detrimento de los miles de inversores que concurrieron a la oficina donde trabajaban. Entre ellos, el suscripto”, concluye el denunciante.






Regístrate para recibir las novedades de El Estaño en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Notas Recientes

Larretistas y antilarretistas en la interna radical

Las relaciones del diputado Francisco Monti con macristas y lilitos articulan la contienda por la conducción del radicalismo catamarqueño La armónica relación que el diputado...

La trifecta de la contraestafa

El expediente Bacchiani acumula indicios de la connivencia entre Lucas Retamozo, Alfredo Aydar y Sofía Piña Numerosos indicios incorporados al expediente en los últimos dos...

Las gambetas de “Short”

Alfredo Aydar no respondió a las denuncias de Aldana Donato, exejecutiva de Adhemar Capital que lo involucró en las criptoestafas Alfredo “Short” Aydar insistió en...

“Long” adentro

El testimonio de la exejecutiva de Adhemar Capital Aldana Donato es el eslabón final de una larga cadena de indicios que incriminan a Lucas...

La estirpe de los héroes

La estupidez al cuadrado de la FIFA y los gendarmes de la etiqueta perfecciona la maradonización de Lionel Messi. Como el buen gusto ha movilizado...

Notas Relacionas